Denunciar las prácticas de las empresas que fomentan la explotación laboral y tejer redes de apoyo y solidaridad transnacionales.