Apostar por un consumo local de los productos. Siempre y cuando respeten los derechos laborales y sociales de las personas trabajadoras.